HIDROMIEL

Rica en antioxidantes, la miel es conocida por su contenido de antioxidantes, que pueden ayudar a combatir los radicales libres y proteger las células del daño. 


La hidromiel es naturalmente libre de gluten, lo que la hace una opción apta para personas con sensibilidad o intolerancia al gluten. 


Además, en comparación con el vino, la hidromiel generalmente tiene un contenido más bajo de sulfitos, que son compuestos a los que algunas personas pueden ser sensibles.

El hidromiel, o como nos gusta llamarlo en plan moderno, el "mead" o vino de miel. Es una bebida alcohólica que se hace fermentando la dulce miel con agua. Pero espera, esto no es solo una receta aburrida, no, no, ¡aquí hay opciones para ponerle sabor a la vida!

 

Resulta que hay un montón de recetas diferentes para hacer hidromiel. Si le añades especias como canela, té, vainilla, cáscaras de frutas y demás, entonces obtienes un hidromiel con estilo especiado, también conocido como metheglin. ¡Un verdadero festival de sabores!

 

Pero ahí no termina la historia, no. Si le echas zumos de frutas, entonces se convierte en melomel, ¿no te suena supercool? Pues así hacemos "The Potion" con ingredientes 100% ecológicos como la miel cruda del Montseny que me sirve la Mercia tan amablemente, agua de Sant Martí que recojo en las noches de luna llena, zumo de arándanos y el ingrediente secreto que como sabéis si os lo decimos tendríamos que haceros desaparecer…

 

El hidromiel, al igual que sus compis, la Kombucha y el Kefir de agua, es una de esas nuevas bebidas saludables que han resurgido de los tiempos más antiguos. ¡Es un regreso a lo natural! Y no es que lo digamos nosotros, ¡es famoso por sus propiedades antioxidantes, antibióticas y hasta dicen que fortalece los huesos y puede ser un poquito afrodisiaco! ¡Vamos, que es una bomba de beneficios!

 

Aquí en Cataluña, la gente está empezando a conocer esta joyita del hidromiel. Es el sustituto ideal para la cerveza, perfecto para los celíacos porque no contiene ni una gota de químicos ni aditivos, y lo mejor de todo, ¡no tiene ni rastro de gluten! Además, dicen por ahí que no te deja resaca ni te provoca esos dolores de cabeza traicioneros. ¡Es el sueño de cualquier fiestero!

 

Ya sabes, si quieres darle un giro divertido a tus bebidas y disfrutar de algo diferente, ¡prueba el hidromiel y únete a la fiesta ancestral!

 

 

Necesitamos su consentimiento para cargar las traducciones

Utilizamos un servicio de terceros para traducir el contenido del sitio web que puede recopilar datos sobre su actividad. Por favor, revise los detalles y acepte el servicio para ver las traducciones.