JARABE DE PIÑA 
DE ABETO

Entre agosto y octubre, lo suyo es recoger las piñas verdes, las de El Bruixot del Montseny se recolectan a mano en el corazón del Montseny, así nos aseguramos de elegir las que estén en la copa más alta del abeto, esas que están pringosas de resina y han recibido un buen baño de sol.

 

Para la maceración, ponemos unos 300 gramos de piña por cada kilo de azúcar integral de caña en tarros de cristal bien transparentes, para que se vea todo el show.


Después, lo dejamos reposar en algún sitio donde le dé bien el sol durante cuatro meses, más o menos. 

Una vez que ha macerado lo suyo, llega el momento de extraer todo el líquido que se haya formado y voilà, ¡tienes tu jarabe de abeto listo para paliar los síntomas del resfriado!


 

Disponible en unidades limitadas ya que es un producto estacional.

 

Beneficios:


 

La receta del jarabe de abeto es de lo más sencilla: solo necesitas macerar las piñas con azúcar. ¡Así de fácil, colega! 

 

Obtener un antioxidante natural para tu cuerpo. 

 

Este jarabe, gracias a las propiedades de la resina del abeto que impregnan el azúcar, es la caña para tratar los malditos resfriados, la tos, la ronquera y la bronquitis.

 

Así que ya sabes, si quieres revivir las glorias del pasado y tener un remedio casero para tus achaques.

 

Necesitamos su consentimiento para cargar las traducciones

Utilizamos un servicio de terceros para traducir el contenido del sitio web que puede recopilar datos sobre su actividad. Por favor, revise los detalles y acepte el servicio para ver las traducciones.