KÉFIR DE AGUA

Rico en bacterias benéficas, el kéfir de agua equilibra   la flora intestinal y mejora la digestión

 

Te voy a contar algo super interesante sobre los bichitos que no vemos a simple vista. Resulta que hay todo un universo fascinante en los organismos microscópicos. Cuando el ser humano se dio cuenta de que la fermentación no solo pudre las cosas, sino que las vuelve más nutritivas, la cosa se puso al rojo vivo.

 

Empezaron a investigar esas bacterias y levaduras que hacen magia para que el pan se vuelva esponjoso, para que el zumo de uva se convierta en vino y hasta para hacer refrescos naturales. 

 

Cuando una levadura se alimenta de azúcares, ocurren cosas maravillosas. Los carbohidratos se transforman en dióxido de carbono y alcohol, y además se desarrollan aromas, sabores y texturas totalmente nuevos.

 

Hablemos ahora de los tíbicos, una comunidad microscópica de bacterias y levaduras, algo así como el grupo de amigos del SCOBY de la kombucha. Estos tíbicos son capaces de fermentar prácticamente cualquier azúcar que encuentren en el agua.

 

 

 

Y esto tiene un montón de beneficios para tu salud y para disfrutar de una alimentación variada. Lo más importante que debes saber es que los tíbicos, al igual que otros microorganismos fermentadores, son la bomba para tener una flora intestinal de campeonato.

 

Los tíbicos, o kéfir de agua, son unos cristalitos gelatinosos que contienen millones de bacterias y levaduras que fermentan de manera segura y sin peligro cualquier solución de agua azucarada.

 

Esto es útil de mil maneras. Puedes hacer refrescos de frutas o aguas frescas al fermentar los carbohidratos durante unos días, retirar los tíbicos y sellar herméticamente para que produzcan su propio dióxido de carbono. Pero ojo, estos refrescos no son como los comerciales, porque gracias a la fermentación causada por las lactobacterias, el kéfir de agua contiene minerales, ácidos orgánicos y azúcares buenos, elementos que realmente te hidratan y encima tienen bacterias beneficiosas para cuidar de tu salud intestinal.

 

Así que ya sabes, si quieres probar algo diferente y darle un boost a tu salud intestinal, dale una oportunidad a los tíbicos. 

 

¡Te sorprenderán con su magia microscópica!

Necesitamos su consentimiento para cargar las traducciones

Utilizamos un servicio de terceros para traducir el contenido del sitio web que puede recopilar datos sobre su actividad. Por favor, revise los detalles y acepte el servicio para ver las traducciones.